Blog updates

Latest news & updates
Más luz, Reflexiones

INSPIRÁNDOTE

21 octubre, 2017

 

 

Voy a empezar este blog, enseñándote una cosa muy importante… que es sencillamente, respirar ternura, comprensión y amor hacia ti mism@. Puede sonar así de principio hasta un poco cursi, pero digamos que es el primer escalón, la base para poder vivir de una forma más consciente y feliz.

Si estás vivo, tienes la oportunidad de aprovechar la aventura de pasar por aquí y sacarle a este viaje todo su jugo, independientemente de las circunstancias que te ha tocado vivir.

Tenemos la mala costumbre de dejarnos para el final, sin darnos cuenta de que somos el principio de todo. Todo empieza en ti. Todo está en ti. Dentro de nosotros tenemos el cielo y el infierno…

Hoy, sin perderme en más explicaciones, porque se trata de una inauguración de blog, me voy a centrar en mostrarte un camino muy, muy sencillo que conduce hacia tu cielo interior, o hacia tu lugar de paz, como prefieras llamarlo, que por cierto es inmenso y está al alcance de tu mano.

Este ejercicio tiene dos pasos y te invito a hacerlo en todos los momentos del día en que te acuerdes de él.

 

¡Vamos allá!

1º. Quiero que te pares a pensar en eso que te hace úni@ e irrepetible, en eso que sólo eres tú, es esa esencia de ti mism@ que está ahí en el fondo de tu ser.

Por ayudarte a encontrarlo te diré que es eso que va a permanecer de ti cuando te vayas de este mundo… Te ayudo un poco más… cierra un instante los ojos y piensa en alguien que se haya ido ya y que hayas querido mucho, recuerda de esa persona qué es lo que no se ha ido, eso que se ha quedado en ti y que no ha muerto… esa sensación de presencia viva que viene cuando lo recuerdas… posiblemente eso era lo mejor que había en esa persona, podríamos decir, su esencia…

Bien, busca dentro de ti así, de forma fácil y rápida la tuya… eso que permanecerá cuando te vayas de este mundo… no lo pienses, simplemente siéntelo… Podríamos decir que es lo mejor que hay en ti… no lo analices, no pienses, simplemente… siéntelo…

Busca un lugar dónde colocarlo dentro de tu cuerpo. Puedes simbolizarlo como un diamante, un cofre con un tesoro, un lugar sagrado… según te apetezca partiendo de tu imaginación. Es muy importante que localices este símbolo en un lugar de tu cuerpo, que crees ese espacio que podríamos decir que es tu lugar sagrado, la razón por la que estás viviendo, lo que te distingue del resto de todos los seres, eso que eres tu y solo tu…

Ya lo tienes?

 

Vamos entonces a por el siguiente paso…

2º Ahora que tienes tu tesoro, tu esencia localizada en un lugar de tu cuerpo se trata sencillamente de que siempre que te acuerdes, en cualquier momento del día, en cualquier circunstancia, sencillamente cuando vas por la calle, en una parada del trabajo, cuando te levantas, cuando de acuestas, cuando te duchas… cuando te apetezca, cuando te acuerdes… te centras durante unos instantes en tu respiración y después te conectas con tu esencia… y cuando te sientas conectad@ a ella comienza a través de tu respiración, a enviarte ternura, comprensión, cariño, alegría, agradecimiento… el sentimiento amoroso que en ese momento elijas o te surja hacia ti mism@, sin más, no hables, no juzgues, no dejes que intervenga el pensamiento ni la razón, simplemente permite que dentro de ti se construya una carretera interna muy ancha que conduzca a alimentar, cuidar, reconocer tu esencia y cuando lo hagas termina siempre diciendo: Gracias…

Write a Comment